Septiembre de más sombras que luces

1aae86bf-25d3-464e-b33a-3a7238001240

Por Javier Márquez

Septiembre es un mes de contrastes, por una parte está la faceta comercial, farandulera y el costumbrista de celebrar a “La Patria” y “Las Glorias del Ejercito”, pero por otra está la oscura pagina del la Dictadura, el golpe militar, el asesinato del Presidente Allende y de miles de chilenos, muchos de los cuales aún se ignora su paradero.

Colocando en la balanza estos temas concluimos que hay muy poco que celebrar, la independencia de España significó dejar de pagar tributos al rey pero ahora se le paga a la nueva burguesía chilena. Los indígenas, los esclavos y los pobres siguieron siendo discriminados y tan o más pobres que bajo el dominio español.

Desde nuestra Confederación, respetando el luto que aún perdura por parte de miles de familias, recordamos a algunas de las víctimas de la dictadura que estuvieron ligadas a este gremio.

El caso del Hospital de la Caja Bancaria de Pensiones:

En el año 1973, en la Av. Recoleta se encontraba la Clínica Bancaria, actual Clínica Dávila. En la mañana del 21 de septiembre, una patrulla de la Comisaria Dávila allanó las dependencias de la Clínica y procedió a detener a 10 trabajadores de la misma, guiados por una lista que portaban. Los detenidos fueron trasladados a la comisaría, que en ese tiempo funcionó como centro de detención de presos políticos y fueron sometidos a interrogatorios.

En horas de la tarde fueron liberados 6 trabajadores y los 4 restantes fueron trasladados al Estadio Nacional.

Ellos fueron: Luis Alzamora González de 21 años, auxiliar de la Clínica; Luis Méndez Ortega de 25 años, mecánico de la Clínica; Antonio Tamayo Reyes de 31 años, empleado de la Clínica y Luis Ortega Fernández de 31 años, empleado de la Clínica.

Sus cuerpos fueron encontrados en el Servicio Médico Legal, como causa de muerte se indicaron múltiples heridas de bala y en la autopsia se informó que provenían del Estadio Nacional y su data de muerte el 22 de septiembre.  Estas atrocidades nunca más deben suceder y por eso no debemos olvidar.

El caso de Ambrosio Badilla

El 21 de septiembre de 1973, Ambrosio Badilla Vasey, empleado del Banco Estado, fue detenido en Temuco por efectivos de la FACH. Fue trasladado al Regimiento Tucapel de Temuco en donde se le vio por ultima vez el 22 de septiembre de 1973 con claras señales de tortura y desde entonces esta desaparecido.

Crimen de Calama

El crimen de Calama, 9 de marzo 1981, aunque no fue en la época del golpe, fue perpetrado por efectivos de la CNI y bien vale recordar a Guillermo Martínez y Sergio Yañez, funcionarios del Banco del Estado de Calama que después de ser engañados para robar el banco, fueron asesinados y dinamitados en el desierto.

Ante el impacto y conmoción pública la dictadura se vio obligada a permitir actuar a la justicia y los culpables directos fueron fusilados(jefe y subjefe de la CNI) pero atrás quedó una lista de implicados sin castigo.

Quedan muchos nombres por recordar y en  este mes de conmemoración van nuestros pensamientos a todas ellas y ellos, deseamos que esta historia negra nunca más se vuelva a repetir y que se haga justicia tanto en los crímenes pasados como en los últimos del estallido social.

About the Author

Leave a Reply