Sindicato Banco Ripley vota la huelga para exigir mejores salarios e igualdad de beneficios

banco-ripley

Luego de haber votado la huelga, el Sindicato Nacional Banco Ripley sigue en conversaciones con la empresa para llegar a acuerdo. Sin embargo, hasta ahora las negociaciones no han llegado a buen puerto.

Tal como indicaron en el comunicado que emitieron ayer, la compañía no ha dado respuesta completa a su petitorio y no ha hecho ninguna oferta con respecto a “incrementos de sueldo, bono por término de negociación, anticipos de gratificación y préstamos”.

https://www.facebook.com/SindicatoNacionalBancoRipley/photos/a.1626983317583560/2724246017857279/?type=3

Junto con esto, la empresa “insiste en excluir o restringir los beneficios a los trabajadores con menos de un año de antigüedad en la compañía (movilización, colación, cajas, porte de armas), replicando una discriminación que utilizan las tiendas del retail y ningún banco de la plaza”, señalan.

La presidenta del sindicato, Nicole Massone, señala que esperan que la empresa ofrezca un incremento de sueldo acorde al IPC subyacente.

“Nosotros quisimos enfocarnos en el IPC subyacente. Esta se enfoca específicamente en las necesidades básicas de los trabajadores, en cosas como comer, estudiar, poder desarrollarse como personas y como familia. Si nos enfocamos en eso, hoy tenemos una pérdida importante. Lo que antes podíamos en comprar en mercadería con 100 mil pesos hoy se necesita $150.000 o $200.000 para comprar lo mismo que comprábamos en el 2014”, señala la dirigenta.

Massone afirma que la empresa ha planteado que han tenido pérdidas en los últimos meses, sin embargo, a su juicio estas no han sido “perdidas reales”, puesto que la empresa ha cerrado sucursales y despedido trabajadores desde el 18 de octubre.

“La empresa lo que hizo fue aprovechar el estallido social y redujeron sucursales y acto siguiente despidieron fuerza de trabajo. Por lo tanto, el banco lo que hizo no fue perder, lo que hizo es ahorrar con ese tipo de maniobra”, señala.

En esa línea, agrega que “hoy, cuando nos presentamos a negociar nos plantearon las pérdidas, pero pérdidas reales no existieron porque, en el fondo, lo que pasó es que ellos dejaron de ganar, a lo mejor no tuvieron las utilidades que tuvieron en los años anteriores, pero no hubo pérdida real”.

Para cerrar, la dirigenta afirma que “se puede entender que la empresa lo que quiera es tratar de no entregar tantos beneficios a los trabajadores, pero lo que no se entiende es que la empresa no quiera darle beneficios a un trabajador. En qué cabeza puede ser lógico eso. El que un trabajador nuevo no tenga los mismos derechos que un trabajador que tiene cinco años”.

 

 

About the Author

Leave a Reply